euskobox en facebook euskobox en ïnstagram euskobox en youtube euskobox en twitter euskobox en google plus

Mayweathers y McGregors y Viceversa

Mayweather vs McGregor

La promoción del Mayweather vs McGregor resulta el exponente perfecto de los valores que el boxeo no debiera promover: exhibicionismo, ostentación, machismo y pésima educación por onzas

Por Jorge Caporal (publicado originalmente en www.thebox3r.com)

Un combate inútil e innecesario convertido en espectáculo de masas con dos leyendas de sus respectivas disciplinas enfrentadas en una pelea que perderán ambos. Perderán porque nada aporta deportivamente a Mayweather, tras 49 victorias en 49 combates y una colección de títulos mundiales en su vitrina, vencer a un debutante; y porque, aunque McGregor noquee a Mayweather, derrotará a un hombre al filo de las 41 castañas y con dos años de retiro. ¿Dónde está la gloria? Otra cosa es el negocio. Y la salud.

Más allá de lo prescindible de la pelea, negativa para la credibilidad del boxeo, se encuentran los millones de dólares que se embolsarán ambos. Aunque visto el historial de los protagonistas es probable que, en cuestión de meses, necesiten más millones y un nuevo show. A menudo, la solución reside en los millones que no quemas, en lugar de en los que vayas a ganar. Pero esa es otra historia y los dos son mayores, uno quizá demasiado, y libres de tomar las decisiones que consideren oportunas.

La gira de promoción, televisada en directo en formato entre talk-show y stand up comedy, ha levantado enorme expectación y seguimiento en todo el mundo. Esto, que a priori podría ser considerado buena noticia para los deportes de contacto, ha resultado, a nuestro juicio, demoledor.

Programas tipo “Mujeres y Hombres y Viceversa”, muchas veces criticados por la afición al boxeo porque se emiten en horario infantil mientras se restringe la difusión del noble arte, han quedado a la altura de “Pocoyo” comparados con los diálogos entre Mayweather y McGregor. Ambos showmans se han enfrentado, ataviados con ostentosos vestuarios y relojes XXL, utilizando una gestualidad de barrio chino y empleando un lenguaje impropio incluso del sargento de “La Chaqueta Metálica”. Solo faltaba Emma García para amagar la mediación.

A las bravuconadas y los insultos les ha seguido el uso de términos como “perra” para descalificarse. Machismo destilado. ¿Son los valores que esta promoción ha expuesto los que queremos para el boxeo? ¿Son ambos personajes los que el boxeo o los deportes de contacto precisan para ser referentes de miles de chicas y chicos que sudan por un sueño en los gimnasios? ¿De qué sirve que miles de boxeadoras y boxeadores amateur se enfrenten deportivamente y se abracen después de cada veredicto cuando el mensaje de “Mayweathers y McGregors y Viceversa” llega a millones de hogares mediante el cañón de la televisión?

Me resisto a calificar como éxito esta promoción. Y me resisto a creer que haya organizaciones boxísticas que quieran ser serias que se planteen sancionar el combate con la única finalidad de arrogarse un minuto de fama catódica.

Ignoro quien gana en todo esto, al margen de las propias televisiones. Pero, además de Mayweather y McGregor, el gran perdedor será el boxeo.

Envía http%3A%2F%2Feuskobox.com%2Fmayweathers-y-mcgregors-y-viceversa%2F por email